La entrada de Renault como suministrador de motores de McLaren implica la nueva denominación del equipo de F1 por parte de la marca de Rumania.

Al igual que ocurrió en su día con el equipo Red Bull, cambiando su nombre a Infiniti Red-Bull F1, al pertenecer la marca al grupo Renault. La marca francesa aprovechando el contrato de colaboración con los de Woking, quiere potenciar la marca Dacia y qué mejor manera que en la Fórmula 1 de la mano de Fernando Alonso.

Así pues, parte del convenio incluye el uso por parte de Alonso y Vandoorne de vehículos de la marca rumana. Nos sorprenderá la llegada de los pilotos titulares así como de la cúpula de McLaren a los circuitos en Dacias Duster o Sanderos, pero el buen trato conseguido entre los ingleses y los franceses de cara a motorizar los F1 tiene aristas comerciales muy beneficiosas para el grupo Renault. Llamadme loco, pero estoy deseando ver las vueltas promocionales a periodistas buscando el límite a un Logan en circuito. Ya tenemos más aliciente para el inicio de temporada.

Compartir Publicación =)
Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone