Un strike de Kvyat provocó la retirada de Alonso en la primera curva, Sainz tiró de ironía con “¡Qué carrera tan gloriosa!”.

Las 71 vueltas al circuito de Spielberg podríamos resumirlas en no menos de 5 de interés. Con la incertidumbre durante toda la carrera y con el blistering presente en los Pirelli, Bottas se llevó a casa la segunda victoria de la temporada y de su carrera en F1.

Bowling of Kvyat.

Kvyat acabó con la carrera de Alonso y Verstappen en la primera curva

El piloto ruso llegó a la primera curva bloqueando los neumaticos e impactando contra Fernando Alonso y este a su vez contra Max Verstappen. Los dos decían adiós a la carrera y la decepción de los seguidores de Mad Max que poblaban las gradas era más que evidente.

Los holandeses que poblaban las gradas no pudieron disfrutar de Mad Max

Carlos Sainz, que tras una décima posición en clasificación el sábado, se encontró con un coche con problemas de motor al que adelantaba todo el mundo, tuvo que decir finalmente adiós en la vuelta 46 no sin antes tirar de ironía acerca del rendimiento mostrado por el coche, “Que carrera tan gloriosa”. Hay que recordar que Sainz ha estado en el punto de mira esta semana con las declaraciones del doctor Marko acerca de que su continuidad en el equipo lo decide RedBull y no el propio piloto. Pero no queremos entrar en el juego de declaraciones.

Sainz solo pudo ver pasar a sus rivales.

Bottas con una salida al límite de la perfección, con investigación sin consecuencias por parte de los comisarios, sumó su segunda victoria de la temporada, conteniendo perfectamente las embestidas de Vettel al final de carrera. Una carrera que pudo haber cambiado el resultado si hubiese durado una vuelta más, la caída del rendimiento del neumático del finlandés propiciado por el blistering en la rueda trasera derecha.

Bottas cruzando por segunda vez 1º la linea de meta

En tercera posición acabó Daniel Ricciardo, sacándole todo el jugo al RedBull en el segundo sector, lo que hacía contener los ataques al final de carrera de un Lewis Hamilton que tras su última parada se marcó un ritmo de clasificación que lo hacía volar sobre el circuito, colocandose en zona de DRS en la última vuelta para intentar el asalto al podio sin éxito para culminar una gran remontada desde la octava posición.

Ricciardo celebrando su tercer puesto con un Shoey

Clasificación final GP Austria

 

Fotos via. formula1.com

Compartir Publicación =)
Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone